viernes, 21 de abril de 2006

PENA CAPITAL

PENA CAPITAL
Amnistía Internacional afirma que unas 20.000 personas esperan a una sentencia de muerte.














Aunque es una ONG en ocasiones cuestionada hay que reconocer su papel de concienciar a las personas interesadas en estos asuntos de vida ó muerte.


China lidera el ranking mundial de la muerte
Más de 20.000 personas esperan que se ejecute su condena a muerte en todo el mundo.
Tan sólo en Arabia Saudí, China, Estados Unidos e Irán murieron 2.020 de esas personas.
La organización advirtió que estas cifras son aproximadas debido al secretismo que rodea a la pena de muerte.
China se niega a publicar estadísticas completas sobre las ejecuciones; Vietnam ha llegado a declararlas "secreto de Estado".
Muchos gobiernos, como el de China, se niegan a publicar estadísticas oficiales completas sobre las ejecuciones, mientras que el de Vietnam ha llegado a declarar "secreto de Estado" las estadísticas e informaciones sobre la pena capital.
"La pena de muerte no constituye un freno especial contra la delincuencia. En lugar de confiar en el control ilusorio que proporciona la pena de muerte, los gobiernos deben centrarse en la elaboración de medidas efectivas contra la delincuencia", señaló Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional.
De hecho, sigue intensificándose la tendencia en favor de la abolición: el número de países que llevan a cabo ejecuciones se ha reducido en un 50 por ciento durante los últimos 20 años.
En México, sin embargo, fue una abolición formal: La pena capital estaba prevista para los culpables de delitos de traición a la patria en guerra extranjera, parricida, homicida, salteador de caminos, piratas y delitos graves de orden militar, pero nunca fue aplicada en la historia reciente del país iberoamericano.
China es un caso totalmente opuesto: Ahí se lleva a cabo casi el 80 por ciento de todas las ejecuciones.
En China, una persona puede ser ejecutada incluso por delitos como fraude fiscal y malversación de fondos. Una persona puede ser ejecutada hasta por 68 delitos, incluidos algunos que no implican violencia, como el fraude fiscal, malversación de fondos y delitos de drogas.
Además, las ejecuciones en el gigante asiático podrían tener una macabra dimensión económica. La Sociedad de Transplantes Británica denunció ayer que las autoridades chinas venden los órganos de los ejecutados para ser usados en transplantes.
Incluso, según la sociedad, algunas ejecuciones se han adelantado para adaptarse a las necesidades del comprador del órgano o del paciente que lo necesita.
Amnistía Internacional ha recibido informes sobre ejecuciones a bordo de "furgonetas móviles de ejecución" con la asistencia de personal médico, encargado de extraer los órganos de los cadáveres de los ejecutados con la mayor rapidez.


De la Enciclopedia Británica (con suscripcion):
La penal capital fue ampliamente utilizada en la antigua Grecia bajo las Leyes de Draco (7º siglo antes de Cristo). Platon argumentó que sólo debiera ser utilizada para situaciones incorregibles. Los romanos también la utilizaron para un amplio rango de delitos. también han sido utilizada por la mayoría de las religiones . Seguidores del Judaísmo y de la Cristiandad han buscado justificaciones a la pena capital en el Viejo testamento, como el Génesis 9:6. Incluso se aplicó a delitos que no conllevaban pérdida de vida humana, como el adulterio y la blasfemia. El antiguo principio legal de la Ley de Talión ya aparecía en el Código de Hamurabi de Babilonia.En el Corán la pena capital está limitada, aunque la prescribe para crímenes como en el robo, el adulterio y la apostasía.
(...)
La Enciclopedia Británica divide los argumentos a favor y en contra de la pena de muerte en morales, utilitarios y prácticos.
Entre los morales indica que quienes están a favor de la pena capital piensan que se ha de aplicar porque quien ha acabado con la vida de una persona ha terminado con su propio derecho a vivir. Por contraste,quienes se oponen a la pena capital, siguiendo al penalista Cesare Beccaria (quien en 1764 escribió 'Sobre delitos y penas'), afirman que el mensaje que transmite es moralmente reprochable.Añaden que en casos de delitos menores (sin pérdida de vida de la víctima) es desproporcionada al daño hecho.
Entre los utilitarios, quienes etsán a favor aducen que la pena capital ejerce un potente efecto en los delincuentes para quienes la privación de libertad es insuficiente. Los oponentes argumentan que tiene menor efecto que la 'cadena perpetua'.
Desde la perspectiva 'práctica', los defensores de la pena capital piensan que puede ser adecuadamente aplicada por la administracionjudicial; por contra, los 'abolicionistas' argumentan que prejuicios raciales condicionan las sentencias y que los pobres y las minorías étnicas y religiosas no tienen adecuado acceso a una buena asistencia legal, por lo que pueden ser sentenciadas a muerte personas que no cometieron los crímenes.
(...)
Hoy día, en los inicios del siglo 21, la pena capital se aplica en más de 30 países por posesión de drogas, como en Irán, Singapur, Malasia y Filipinas.

La E.Británica añade datos como que en China son ejecutadas unas 1000 personas al año, que en determinado estados de los Estados Unidos se aplica la pena capital a menores de 18 años,como que en Japón e India, aunque también tiene limitada la pena de muerte, de vez en cuando es ejecutada y que hay países como Bielorrusia,Congo,Irán,Jordania,Nigeria,Arabia saudí,Singapur,Taiwán,Vietnam y Yemen donde es aplicada con cierta regularidad.
En Estados Unidos, a finales de los años 90 varios casos de sentenciados a la inyección letal fueron finalmente anulados gracias a la aparición de evidencias exculpatorias mediante el análisis del ADN.

OPINION: En fin, no recuerdo ahora qué importante penalista española dijo aquello de 'odia el delito y compadece al delincuente'. Que se lo digan a los padres del pequeño Tomasso.
Que qué haría yo?...?...?...?...