domingo, 30 de abril de 2006

NUEVAS REFLEXIONES SOBRE 'GRAN SIMIO'

Al hilo de una información (¿propaganda?) publicada por 'el diario independiente de la mañana', recordada por Barcepundit, he vuelto a buscar sobre el asunto 'Proyecto Gran Simio'.
'Elperipatético' aporta el día 25 nuevos elementos de reflexión.
Dice:(...)la visión soñada de la naturaleza de parte de nuestros coetáneos (en mi opinión fuertemente “intoxicada” por las religiones orientales como el budismo.
Añade:(...)"(...)algunas creaciones cibernéticas (como los prototipos de la inteligencia artificial) son capaces de mantener conversaciones, realizar razonamientos e incluso demostrar teoremas matemáticos solitos. Y por eso no son humanos y superan a los primates. De hecho la famosa prueba de Turing para definir a un sistema inteligente se basaba en que un humano no distinguiera que con quien hablaba era una máquina (ojo que muchos se daban cuenta después de mucho tiempo de conversación). En definitiva, la definición de lo humano se nos escapa. Eso si, podemos distinguir un humano de un gorila (magia potagia).
Reflexiona:(...) Aceptemos que los simios son poseedores de los mismos derechos que los hombres. (...)Recordemos que hasta los más altos primates(incluidos nuestros primos chimpancés) tienen organizaciones jerárquicas inaceptables (de tipo amo-siervo. Macho alfa que llaman los biólogos), que son violentos contra su propia especie: el asesinato (incluso de crías) , el robo, el estupro ocurren entre las hordas de chimpancés. ¿Se debe crear reservas para que unos primates maten y somentan a otros poseedires de derechos universales? ¿Se les debe aplicar la misma responsabilidad que a un hombre? ¿Debe ser juzgados por siminos? ¿Por hombres? ¿Cómo se define la libertad para un simio? ¿Los propietarios de monos son esclavistas?
Concluye (al menos para Generacion-x): (...). No tendrán ninguna pega en aprobar el aborto o la eutanasia-activa autorizada por unos familiares supervisados por el medico-burócrata de turno. Cuestiones que por otra parte, tienen mucha mas sustancia humana que esta de los simios.
Dentro de este sin sentido el fondo se aprecia la voluntad de convertirnos a todos en simios y que sólo el estado y el colectivo sea poseedor de verdaderos derechos. Así es la furia totalitaria.

2 comentarios:

Eduardo Robredo Zugasti dijo...

Sólo un pequeñísimo apunte. Cualquier "definición" de lo humano tiene que pasar por un reconocimiento del CUERPO humano; y no tanto por el conocimiento de propiedades "interiores" (psicológicas, genéticas, por ejemplo) o bien culturales (institucionales, conductuales, etc). Somos humanos porque tenemos, somos CUERPOS HUMANOS; precisamente esta es la escala de los derechos humanos: el cuerpo humano individual.

Esto excluye identificarnos con las computadoras...y también con los demás simios que, por de pronto, carecen de aparato fonador, amén de otras muchas diferencias anatómicas y orgánicas (sin perjuicio de las similitudes entre especies: al fín y al cabo somos primates, desde lo zoológico).

De otra parte. Cuando se busca la identificación con los demás primates, siempre se buscan elementos que no son finales de la condición humana, sino iniciales; por ejemplo, la capacidad de utilizar instrumentos, el desarrollo de herramientas "culturales", "lenguajes", etc. La "cultura" o el "lenguaje" que genéricamente compartimos con los simios son sólo culturas y lenguajes INICIALES, que pueden encontrarse al PRINCIPIO, pero no al FINAL del ser humano. Aquí creo que hay otra clave.

El problema del Gran Simio es que se mezclan ideas filosóficas sobre la "naturaleza humana" con conceptos científicos; pero creo que nunca alcanzarán un "cierre" científico. Con lo cual se moverán siempre en el terreno de la ideología.

avanti dijo...

Ya digo: Eduardo puede abrir un muy interesante debate con http://justicia.bitacoras.com.
Voy a ver si los cito...